¿Qué sabes del tubo de escape de tu coche?

Toda combustión genera gases residuales de diferentes tipos. El motor de combustión interna no es capaz de quemar el combustible en su totalidad. A mayor combustible sin quemar, mayor generación de sustancias nocivas expulsadas en los gases de escape hacia la atmósfera. De todos los gases a expulsar, el dióxido de carbono es, a pesar de no ser un gas tóxico, el mayor causante del efecto invernadero. Desde Hitcon queremos que tomes conciencia de la importancia que tiene el sistema de evacuación de gases residuales de tu vehículo. Conoce cómo funciona y cuáles son las averías más comunes con las que te puedes encontrar.

Tubo de escape del coch

¿Cuál es la función del tubo de escape?

La función del tubo de escape es evitar que los gases se acumulen en el motor y lo hagan menos eficiente. Además evita que estos gases ingresen en el interior del habitáculo e intoxiquen a los pasajeros. La técnica de combustión de los motores ha mejorado en los últimos años, con la consecuente reducción de emisiones brutas. No hay que desatender tampoco las mejoras en la calidad de los combustibles; el combustible sin plomo fue un punto de inflexión. El catalizador es donde se reduce el impacto ambiental. En él se limpian los gases residuales mediante un proceso químico a altas temperaturas. En pocas palabras, hace posible la transformación de los hidrocarburos (HC) en vapor de agua y del monóxido de carbono (CO) en dióxido de carbono(CO2).

El silenciador también forma parte del sistema de escape y es el elemento que minimiza el sonido de las explosiones que tienen lugar en el motor. Es una especie de laberinto de circuitos que genera el rebote del sonido, disipándolo antes de que salga por el tubo de escape.

La función del tubo de escap

Averías más comunes de los tubos de escape

La duración del tubo de escape ronda los 130.000 km, motivo por el cual suponemos que no hay que prestarles atención. Sin embargo las altas temperaturas de los gases que circulan en su interior, la humedad y otros factores pueden hacer que necesitemos cambiarlo.

La avería más común es la rotura en los puntos de unión de las distintas partes, así como en el propio tubo. La unión del tubo con el silenciador y el catalizador en ocasiones puede resultar dañada por la presencia de grietas o roturas. Te darás cuenta enseguida ya que comenzarás a sentir un fuerte ruido. Si la grieta es pequeña podrá ser reparada con una cola específica que tapará la fuga. En caso de roturas más importantes será necesario cambiar la pieza.

El color del humo que sale del escape puede advertirnos de diferentes problemas que pueden o no incluir al sistema de evacuación. Si el humo es negro denota que se está quemando más combustible del necesario. El problema puede estar en el filtro de aire o en el regulador de presión de combustible, pero conviene que acudas al taller lo antes posible ya que se está consumiendo más combustible del necesario. Si el humo es de color azulado quiere decir que el motor quema demasiado aceite. Te recomendamos que un profesional verifique el nivel de aceite y el estado de los anillos del pistón y las válvulas. El color blanco casi imperceptible estaría indicando que existe condensación en el tubo de escape. La presencia de condensación trae aparejado la oxidación de las partes de la línea de escape. En cambio, si es denso podría estar indicando que el motor está quemando líquido refrigerante.

Otra avería bastante común es la presencia de una vibración que terminará generando grietas o rotura de las partes del tubo de escape. Es conveniente que un profesional se asegure que todo está bien sujeto para evitar la aparición de los problemas ya mencionados.

Las averías más comunes del tubo de escape

El consejo de oro es que realices una revisión periódica del vehículo y de esta manera evitarás averías más costosas. Además ten en cuenta que las exigencias en cuanto a las emisiones están siendo cada vez más estrictas. En Hitcon tenemos ofertas increíbles en revisiones! Puedes venir a visitarnos sin cita previa a cualquiera de nuestros 4 talleres en Barcelona, Hospitalet y Badalona.